Terapia regresiva

Terapia Regresiva

"Revivir el trauma es imprescindible para desactivar de nuestro cuerpo las memorias ancladas (sanación física); conectar con la emoción que se produjo, la cual suele llevar mucho tiempo reprimida, darle un espacio y permitirnos liberarla"...

¿Qué es la Terapia Regresiva?

La Terapia Regresiva utiliza herramientas de relajación profunda, hipnosis clínica u otras, con el objetivo de permitir que la persona acceda a un estado alterado de consciencia, por el cual pueda llegar más fácilmente a lo profundo de su memoria y pueda revivir situaciones enterradas en en la mente.

Una vez conseguido ese estado alterado de consciencia, el terapeuta o facilitador, guía a la persona a través de preguntas de naturaleza neutra, permitiendo que afloren las creencias, patrones, paradigmas o cualquier tipo de construcción mental que se haya generado de una experiencia determinada y haya sido guardada de manera distorsionada en el subconsciente e incluso en el inconsciente.

Uno de los mayores promotores de la regresión a vidas pasadas (el psiquiatra Brian Weiss), comenzó trabajando con regresiones hacia la edad temprana, hasta que algunos pacientes llegaron a vidas pasadas espontáneamente, empezando a creer entonces en la existencia de estas. Otros médicos explican este hecho afirmando que la persona topa con un recuerdo demasiado traumático, separándose de esa vivencia, es decir, viendo una “película de otra vida” como mecanismo de protección para no revivirlo tan intensamente. Por tanto la cuestión de las vidas pasadas queda relegada a un segundo plano ya que, el proceso terapéutico es profundo sean cuales sean nuestras creencias personales.

Revivir el trauma es imprescindible para desactivar de nuestro cuerpo las memorias ancladas (sanación física); conectar con la emoción que se produjo, la cual suele llevar mucho tiempo reprimida, darla un espacio y permitirnos liberarla produce una profunda sanación emocional; la profunda toma de conciencia obtenida al detectar y comprender los patrones de conducta enterrados en el subconsciente e inconsciente.

La terapia no solo ayuda a resolver conflictos psico-emocionales o físicos presentes, sino que además, la persona comienza a darse cuenta de que posee los recursos necesarios es su interior, comprendiendo que nació como un ser integro y que sus actuales ruidos responden a creencias heredadas o percepciones erróneas construidas a partir de un evento que le impactó profundamente. Es decir, la persona deja de buscar ilusoriamente “ser alguien” en su superficie, y producto del hecho de recordar y comprender, se permitirá reconocer la integridad per se con la que vino a la vida.

¿Cómo saber si tengo un conflicto interno en mi mente? Si percibes que situaciones que se repiten constantemente. Reacciones automáticas frente a ciertos estímulos (olores, palabras, objetos u otros), y que estando más calmados no terminamos de comprender el por qué de nuestra reacción. Sufrimos en mayor o menor medida miedos, fobias, soledad, abandono, ansiedad. Sentimientos que nos bloquean y nos impiden avanzar libremente por la vida. Enfermedades físicas de las cuales cada vez más médicos reconocen tener un factor psicológico importante a tratar para conseguir un proceso de sanación. Es dentro de este contexto en el que surge la Terapia Regresiva para llegar a la raíz del problema, encontrar el hecho original del que derivan todos estos problemas y empezar a cambiar nuestra vida. No podemos cambiar el pasado, pero el pasado no es otra cosa sino aquello que registramos que ocurrió, cambiando la perspectiva de esto solucionamos todo lo que arrastramos y que nos bloquea en el presente.

¿A quien va dirigido? A todas aquellas personas cuya vida no fluya adecuadamente producto de: enfermedades físicas, emociones o creencias limitantes, repetir situaciones, por alguna relación personal conflictiva o cualquier otra cuestión que limite nuestra vida en cualquier aspecto. A todas aquellas personas que quieran un profundo proceso de crecimiento personal, recordando sus distintos dones y cualidades, y conociendo sus recursos internos.

¿Que beneficios tiene la Terapia Regresiva? Existen muchos beneficios de la Terapia Regresiva que pueden variar en función de las necesidades de la persona: Sanación física. Sanación emocional. Sanación mental. Sanación espiritual. Sanación de relaciones conflictivas, liberación de los lazos y dependencias con otras personas. Reducción del estrés y aprendizaje de relajación. Auto-conocimiento y crecimiento personal, mental y emocional. Crecimiento espiritual. Ampliar nuestra consciencia. Equilibrar los hemisferios cerebrales. Perdonar y comprender que cada experiencia es parte de un camino de evolución. Reducir e incluso eliminar el miedo a la muerte, y el sufrimiento por la muerte de seres queridos.